Cómo mejorar su autoestima

6686425203_87521f12b1Me gusta mucho comprar libros. Hoy lo hago y los conservo. Tengo una caja llena de ejemplares nuevos y de segunda mano, libros usados les dicen, imagino que me esperan ansiosos porque los conozca. Después de leerlos los coloco en un librero. Anteriormente no era así. Los adquiría con sumo cuidado porque hasta que terminaba de leer uno comenzaba otro. No me gustaba dejarlos a la mitad. Me sentía mal. Pensaba que era una persona indisciplinada, ignorante o tonta. Nadie me dijo tal cosa y no sé donde la aprendí. Me despertaba un sentimiento negativo dejar un libro incluso aunque no me gustaba la historia. Lo peor era conseguir un libro por internet de manera gratuita y leerlo en horas de oficina… creía que si lo hacía me convertiría en un ladrón, en un lector “pirata”, en una persona con poca dignidad…

Tengo frente a mí el libro del que quiero hablar. Es un ejemplar de hojas blancas, con portada de plástico translucido y contra portada de cartoncillo. Encuadernado en una sucursal de Oficce Depot. En su momento fue un libro que salía de toda tematica que estuviera en mi interés, no solo eso, la forma en la que lo adquirí también. Luego de la recomendación, no tarde mucho en conectarme a la red, buscarlo, encontrarlo, descargarlo, imprimirlo y como dije, encuadernarlo. No solo empece a leerlo de inmediato, sino que además subraye con tinta negra las oraciones o ideas que más llamaban mi atención, cosa que también consideraba un sacrilegio literario.

Conforme pasaban las letras me sentía sumamente identificado. He escuchado o leído personas que no están de acuerdo con este texto, es más, algunas aseguran que el tema principal del autor ni siquiera existe. Y yo, sigo pensando después de años que el libro me reflejó.

Cómo mejorar su Autoestima es el título del libro escrito por Nathaniel Branden, que sin ser una joya de la literatura y mucho menos del mundo psicológico, al menos a mí, me presento una esplendida oportunidad para inmiscuirme en la forma que tengo de verme a mí mismo como persona. Qué creo de mí, cómo me siento yo mismo. Algo que me parecía tan sencillo y que en efecto lo es, repercutía en cada una de las cosas que hacía o dejaba de hacer. Comencé a cuestionarme de una manera práctica lo que pensaba en base a la estima que tenia de mi mismo. El resultado fue sumamente enriquecedor. El texto aporta las anécdotas de un terapeuta y sus formas de ver el asunto de la estima propia, como una percepción personal que puede ir nutriéndose día a día. Sin ser un manual o un libro didáctico me pareció generoso a la hora de leerlo.

 Aun hoy después de varios años sigo encontrado increíble que hiciera eso. Es más, no ha sido el único libro que leo después de descargarlo en formato PDF de la red de manera gratuita. Sigue sin gustarme, pero tengo la impresión que sigo queriéndome aunque en ocasiones no sea tan congruente, honesto o disciplinado como me gustaría ser. Soy humano…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s