Napoleón. La novela

Sentado en el autobús, recargue mi cabeza en el cristal y nomas por que si decidí leer biografías. Nació en mí la curiosidad por conocer acerca de la vida de personas que han sido emblemáticos en la humanidad. Llegue así a Napoleón Bonaparte.

2013-03-27-134215Estratega militar y político, emperador y hasta encarnación del Anticristo, son solo algunas de las etiquetas con las que se conoce a este francés, nacido en la isla de Córcega. Desde muy joven mostró aptitudes para el estudio; inteligencia, disciplina y reflexivo. Esas cualidades las desarrollo en la academia militar donde contrario a sus habilidades físicas un tanto disminuidas tuvo que salir a delante en el desarrollo intelectual. Con la veintena de años ya tenía soldados a su cargo, recuerdo que eso me impacto cuando esperaba leyendo en una parada de camiones. Estuvo a cargo de expediciones bélicas en el áfrica, donde se formó el olfato político al estar en contacto con líderes de otros grupos o tribus. Francia pasaba por un momento de cambios y en el clímax, Bonaparte aparece como protagonista en el famoso “18 brumario”, día del calendario francés, con el que se conoce el golpe de estado realizado el 9 de noviembre de 1799, contaba con la edad de 30 años. Comienza allí su periodo de gobierno. Su influencia llega a tal punto de auto proclamarse emperador. La iglesia Romana, que no apoyaba al francés, lo desconoce; aunado a sus problemas de fácil irritación personal como en la piel, circulan los rumores de ser un demonio que atenta contra la paz. Francia es dominadora del mapa europeo. Y quiere más. Rusia por un lado e Inglaterra por el otro se convierten en objetivos, Napoleón comanda personalmente su ejerció en contra de los Asiáticos. Las traiciones, los antiguos enemigos y la enfermedad hacen mella a la hora de la batalla en medio de una naturaleza hostil.

Max Gallo en, “Napoleón. La novela”, recorre estos hechos y más, alrededor de éste personaje. Un trabajo que dividió en dos partes, la primera con el subtitulo “Del canto de partida al sol de Auterlitz” y la segunda “Del emperador de los reyes al inmortal de Santa Helena” como si fuera parte de un guion dramático, el emperador francés, regresa a Francia en el llamado periodo de “los cien días” donde de nueva cuenta gobierna. Parecía que las cosas tomarían su anterior cause, pero no fue así. Luego de ser derrotado en la batalla de Waterloo, Napoleón es desterrado a la Isla de Santa Helena, donde murió, al parecer envenenado por sus custodios.

Del trabajo a la escuela, de la casa al trabajo o a donde me llevara el autobús, disfrute de una lectura que me dejaba mucho más que la vida del antiguo emperador francés. Entre ellas, fue descubrir lo importante que es conocer el medio ambiente en el que se mueven los personajes de un texto. Pedazos del libro me parecían solo como un montón de letras cuando no tenía ni la mínima idea del contexto, sentado en el camión. Eso cambio, cuando veía el tiempo o las cosas que pasaron a un lado de la historia. Las cosas toman un valor más nutrido, entonces uno puede entender cosas tan imperceptibles a primera vista, por ejemplo, el porqué tal o cual personaje, aparece en una pintura y disfrutarlo plenamente el día que este frente ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s