Crónica de una muerte anunciada

¿Qué pasaría si nos cuentan el final de una historia? ¿Estaríamos interesados? ¿Acaso es el desenlace la parte más importante de una película de cine? Quizá sea la vida la propiedad más valiosa del ser humano, entonces, ¿la muerte su contra parte, su antagónico, su rival?

La literatura no nos ofrece las respuestas a ninguna de estas preguntas, ni a otras por formular, hace algo más elemental y gozoso: impulsarnos a contestarlas nosotros mismos. En el salón de clases, como una forma para promover la lectura, he pedido a mis alumnos escojan un libro de una lista que les escribo con mis garabatos feos en el pizarrón. Les comento un “más o menos” de que trata el texto y elegimos uno por votación. La trampa es que es derecho a examen. Uno de los ejemplares más recurridos en la lista y en elección es: “Crónica de una muerte anunciada”, escrito por colombiano Gabriel Gar5708666586_be0241fc74cia Márquez. El personaje principal muere, de hecho lo “anuncia” el titulo” y las primeras letras. Dicen de mí que soy una persona ambigua y antagónica, pareciera que me gusta llevar la contra y admito que algunas veces es divertido, pero no siempre es así de hecho disfruto hacer consenso, cuando escuchaba hablar de este autor, las simpatías que despertaba en muchas personas, el premio nobel o la popularidad de su persona y obras, nacía en mi una especie de rechazo. En un curso de literatura, una compañera se extraño que me gustara mucho la lectura y no hubiera leído algo del llamado “Gabo”, me dijo que tenía unos textos en su casa repetidos y que me los regalaría con gusto, claro está, si estaba interesado en leerlos y le dije que sí. Después de todo un libro es una ventana a otra realidad. El primero que leí fue este y quede enamorado. La historia se detalla desde el titulo, ni más ni menos y el muerto es Santiago Nasar, ultimado en las inmediaciones de su casa. En lo personal lo que más me impacto es la forma de contar la historia. Se entretejen tiempos pasados, presente y futuro con un lenguaje ordinario y poético. Es una forma de ver la flexibilidad del leguaje español e intento mostrárselo a los alumnos. Me parecía emocionante ver la trama de los personajes contada atreves de un lenguaje mágico que recorría los hecho y se incrustaba en los sentimientos de un pueblo entero, las personas y las costumbres.

En gustos se rompen géneros, reza el dicho popular que me da la oportunidad de mencionar que no a todos les gusto la novela, pero nadie quedo indiferente a ella, eso creo es parte del talento del escritor, que cautiva al lector, nace una relación… cada quien elige como vivirla.

Anuncios

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s