Guía para un perro feliz

guia-para-un-perro-feliz¿Qué límite tiene mi racionalidad? No la del ser humano, la mía. Sin divagar en ideas, hoy me pregunto hasta dónde puedo llegar masticando una cosa en mi cabeza para llegar a obtener algo, al parecer me mantengo “ideando” todo el día, entonces, al final qué obtengo…y creo que nada…

Moncho es nuestro bullterrier que nos acompaña en casa. Tiene su casita de madera en nuestro jardín, la cubre dos sombras nutridas y frescas; su plato de metal para la comida y otro de plástico para el agua, ¡ah! y un par de juguetes de nylon para mordisquear. Desde pequeño ha sido fuerte, juguetón y cariñoso, de hecho eso le ha costado mucho en su salud: un accidente lo dejó mal de una de sus patitas, de uno de sus ojos y uno de sus dientes, todo eso por ser como es y también por el tipo de dueños que tiene, osea yo y mi esposa. Cesar Millan el autor de “Guía para un perro feliz”, les llama “líder(es) de la manada” y creo es un mejor término, tanto para el marketing y para el diálogo, porque permite abarcar más aspectos propios de un seguimiento, de un control y una disciplina por la que él, César, impulsa mucho en sus programas de tv, conferencias o seminarios. Recien termine el libro y tenía muchas ganas de reseñarlo, decir que es un libro sumamente fácil de leer, dividido en capítulos muy claros que facilitan la búsqueda de un tema en particular, que además abarca aspectos claros, identificables y muy comunes en la vida de las relaciones entre perros y personas. Un libro muy completo. Como parece ser su estilo, narrado desde una perspectiva muy personal, de entrada en primera persona. Mi ejemplar contiene imágenes en blanco y negro que me inspiraron a rememorar momentos muy agradables con Moncho. Si por mi fuera, regalaría este libro a todos quienes tienen un perro, no para educar o poner un dedo acusador sino para compartir experiencias, creo que la lectura es un maravilloso puente para el acercamiento, para el diálogo y para la comprensión mutua;IMG_20150625_090313 cosa contraria es la que pienso de que todo aquel que quiere comprar una mascota, antes deberían hacerle todo un estudio psicológico, social y económico para establecer si puede mantener un perro, pero claro eso ya esta muy loco de mi parte ja ja ja.

Sin embargo, me tarde en reseñarlo y eso fue porque al final del libro aparece una pequeña historia personal del autor. Me recordó cómo llegó Moncho a mi vida y las circunstancias que me rodeaban. En particular, el más duro fue aceptar mi intentos por racionalizar todo, planearlo y hasta acomodarlo… una cosa muy humana y claro que muy imposible… Fue ese encuentro con el buen Moncho lo que me fue permitiendo ver a un ser vivo viviendo el presente… el ya famoso “aquí y ahora”, hasta la fecha es maravilloso, de eso sí espero al final del día quedarme con algo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s