Alguien que anda por allí

IMG_20151105_143459611La primera vez que entre a una librería después de leer mi primera novela por voluntad propia tendría yo, algunos 20 años. De hecho entre con mucho nerviosismo, la realidad era que no sabía lo que buscaba, es más ni dinero traía… ¿para qué entrar, entonces?…

Las novelas historias me parecían interesantes porque les sacaba doble jugo, por decirlo de una forma: aprendía del pasado y disfrutaba la intriga de la trama en que estaba basado el libro. Reconocí que no me era fácil entrar a otras lecturas como poesía, cuentos, ensayos, etc. Lo intentaba y tenía que releer en ocasiones, eso me frustraba. Me di cuenta que mi vocabulario era muy corto y mi concentración un poco perezosa. Pense que seria bueno preguntar recomendaciones e imaginar otras alternativas. Al cabo del tiempo, los cuentos me interesaron por su brevedad, así conocí fragmentos de Julio Cortázar, me enamore de sus letras. Muy diversas, emotivas y en ocasiones rebuscadas me sentía intrigado por el dominio del lenguaje, por ese entonces mi afición al boxeo crecía y curiosamente Cortázar tenía un par de cuentos sobre el tema, los busque y los encontré. Ahora, a buscar el libro, lo compre en “línea” y recien lo termino de leer; “La noche de Mantequilla” es el título de una historia que sucede en las butacas de aquel encuentro de dos colosos: Mantequilla Nápoles contra Carlos Monzón, delicioso…

El libro consta de 1,2,3… 11 cuentos, se titula: “Alguien que anda por allí”. Debo reconocer que no solo me fascinan si no que también me contrarían, puesto que reglas que me tenía que “machetear” de niño en la escuela, Cortázar las exprimió, las doblo, en pocas palabras hizo cuanto quiso con tal de llevar al lector a un lugar determinado… en este caso, a sus cuentos, para muestra el cuento nombrado “Usted se tendió a tu lado”.

15757386994_bc70dc5f3fCon gusto recomiendo su lectura, de éste y otras letras del mismo autor, pues independiente de lo que digan la forma de decirlo es envolvente, “Cambio de luces” es sin duda una forma elocuente de expresar las ironías humanas.

Justo ahora después de tanto año de seguir entrando a las librerías y ver que lejos de tener nervios, mi gusto por solo entrar y contemplar los ejemplares ha crecido, puedo ver también que no había por qué tener nervios aquella primera vez, puesto que siempre existirá un libro nuevo que leer que alguien ya leyó o uno viejo que yo ya leí… siempre hay algo que compartir, aún sin leer un solo libro… las inquietudes, las dudas o las sensaciones son un primer paso y para aquellos que ya estamos con algún libro bajo el brazo, bien deberíamos estar atentos, serviciales y dispuestos a cuidarlas tanto o más que a los mismísimos libros.

Anuncios

One Comment

  1. Ese lenguaje sencillo y envolvente es lo que me gusta de tus escritos los entiendo me llevas a imaginar cada palabra que escribes ya quiciera tener el tiempo de leer un poco de lo que tú me conformo con leer tus escritos .como siempre un placer leerte

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s