Carlos Zárate: Éxito y Nocaut

Guantes&vendas_1Yo pensé que a fin del año pasado, con más o menos quince días para dar por terminado el calendario ya no podría sino empezar algún libro para reseñarlo en enero, claro, después de disfrutarlo, cargarlo y curiosear en Internet. Pues, !sorpresa! me “chute” dos y empecé otro. Uno es el que les comparto hoy…

Soy fan del boxeo, por supuesto también busco letras que me hablen de boxeadores, peleas y los secretos que hay alrededor. Así, o algo así, fue lo que me llevó a tener la oportunidad de aportar algunas columnas en la revista Box World, algo que disfruto una enormidad. Ramón, director de la misma, me pregunto que si estaba interesado en aparecer en enero de 2016, a lo que le conteste que si había que noquear a alguien y por fortuna dijo que el tema era Carlos Zárate, me presto su libro. ¡Oh!…

Charlamos un poco, de su encuentro con él, de lo que esperaba para el artículo y de la fecha de entrega, “tic, tac”, el tiempo corre y presto comencé a leer. Había que investigar, ver vídeos, preguntar a fanáticos, en fin una tarea por demás inquisitiva y agradable.

IMG_20160106_160325645_HDREl libro es un testimonio de vida. Son anécdotas de su infancia, sus gustos, recuerdos, una biografiaría narrada en primera persona amena, sencilla y sin presunción, eso en lo particular me gusto, ademas cuenta con fotografías que nutren el texto. Va contando sus inicios con los guantes, hasta llegar al profesionalismo y sus peleas de campeonato, una en especial me removió puesto que hace años, mi pá y yo nos pusimos a comprar vídeos de campeonatos mundiales, peleas clásicas, por decirlo de una forma, Carlos Zárate vs Alfonso Zamora estaba allí; cuando la narra me emocione, de hecho hasta la curiosa escena donde un “karateka” sube al cuadrilátero a retar a ambos boxeadores lo menciona y la chusca forma en que es desalojado por el personal de seguridad.

Su paso por el infierno de las adicciones es medular en el libro, no tanto por lo que describe; yo creo que al brindarnos lo difícil que cuesta aceptar la ayuda necesaria para salir de allí y reunir el valor, fé (y no hablo de religiosismos) así como el amor propio para enfrentar el monstruo que también nos forma es admirable. Quizá, el vivir sin adicciones es un motivo y el fin mismo de escribir el libro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s