La fuerza de Voluntad

Jovi Estudios Fotograficos s.l.Yo no tengo despertador. Recuerdo bien que los pocos días que intente usar uno me frustraba más, descansaba menos y llegaba a la escuela, o muy tarde o muy temprano. Hoy mi hora del sueño es todo un caos, un regalo amoroso de mi nena recién nacida…

Durante el embarazo nos acompañaron muchas preguntas, sugerencias o consejos, el más repetido: duerman todo lo que puedan… jajaja como si el sueño se acumurala en una glándula inferior del cerebelo, pero se tomaba todo de la manera más amable. Con todo y todo, mi propósito por regresar a mi hábito de escribir estaba latente. A fin de año, frente a mí tenía el libro “La fuerza de Voluntad” de Sergio García, con el título algo bueno podría servir de provecho.

Resulta ser que si nos basamos en la etimología de las palabras, al origen de donde nacieron los vocablos podremos ver y entender su significado real, que al cabo de miles y miles de conversaciones entre otras miles y miles de personas se les ha ido desgastando y eso nos produce confusión. De la mano de algunas experiencias personales en el manejo de proyectos nos invita el autor a recorrer una escalera, donde cada peldaño es un concepto que describe de una manera práctica para llevar en la vida diaria, en aras a alcanzar nuestros objetivos. Con esa escalera, también nos propone un pasamanos que nos servirá de apoyo y como todo en la vida, los riegos que conlleva subir cada escalón. Total, una analogía sencillita.

La Fuerza de Voluntad

García, escribe una guía practica que bien puede servir como libro de buró, de esos que se quedan a un lado de la cama para repasar conceptos cuando se “atora la carreta”. No inventa el hilo negro como dicen por allí, pero si lo pone en un carrete para estar disponible, practico y listo para usarse. Sin conceptos teológicos, ni místicos o recetas mágicas el libro describe situaciones que al parecer muchas personas reconocemos como propias.

Para terminar en forma de apéndice deja unas recomendaciones para aquellas personas que piensan existe un creador universal, “creyentes”. Con la advertencia de que al leerlo quizá puedan pasar cambios drásticos en la vida del lector.

Quizá, el mismo título me impulsó a leerlo en un corto tiempo, cuando yo mismo pensaba al principio que no lo terminaría antes de concluir el año, ¡Órale! lo disfrute, lo termine y ahora se los comparto… por el simple deseo de hacerlo… esa es mi voluntad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s