No 101. Las piramides de México

27786506882_0a436c7b55El ser humano se ha adaptado a cambios casi increíbles, tanto como las historias en referencia a la resistencia al cambio. Nos movemos con mucha facilidad y nos aferramos de igual manera. Anterior a las redes sociales, un formato de mucho manejo en la lectura eran los periódicos y las revistas, hoy les hablare de una.

En el blog, mi objetivo es compartir lo que he leído, contactar con lectores y disfrutar el placer de escribir. Los libros son un material que me ayuda para ésto puesto que se pueden conseguir en librerías, tiendas o hasta en la misma red; he tenido la grandiosa bendición de ser receptor de algunos trabajos que me han prestado o regalado amigos que han dado con la gran aventura de escribir, no todos son esfuerzos de publicación, más bien solo por el gusto de escribir, aquí no los reseño aun porque me detiene la idea de que no podría ofrecerlos como una invitación al público y que algunos otros, sus autores me han pedido discreción.

Las revistas también tienen ciertas ventajas. Además de que son relativamente económicas (debo mencionar que algunas más bien parecen libros caros, enormes y sobre-nutritivos jajaja), de fácil acceso, puesto que las hay en muchas tiendas, por suscripción y en la Internet; sin dejar de mencionar quizá lo mejor, es un compendio de temas, autores y puntos de vista con un eje central pero no en todo homólogos, eso me parece delicioso. Algunas, hasta colocan al final de cada artículo un mini curriculum del autor y textos de sugerencia para conocer más acerca del asunto tratado, una verdadera maravilla, tal es el caso de la revista mensual: “Arqueología Mexicana”. Que en su número 101 (ene-feb 2010) titularon: “Las pirámides de México”.

IMG_20160629_121248220La portada es bellísima con simulación de trazos a lápiz del cuadrante de un asentamiento pre-cortesiano, eso para empezar. El contenido es variado y narrado de tal forma que no se necesitan conocimientos previos, lo cual es fenomenal para cualquier tipo de público, y para los especialistas, nunca está de más ver las noticias del tema. Describen lo que se sabe en cuanto a la forma de construcción, algo que sirve para aclarar que el término pirámide quizá no es el correcto, más bien el de basamentos, o sea, “placas” que se fueron superponiendo una encima de otra de tal modo que toma su aspecto de construcciones escalonadas. Se conoce, en su mayoría eran grandes templos que daban vida a sus rituales, creencias y estilos de vida, por ejemplo, al dar la similitud de grandes cerros que por un lado nace, asciende y del otro muere el sol, elemento vital para comprender la cultura; así también, representan el “útero de la tierra” de donde nacen todas cosas, que en su contra parte, de igual forma simboliza el “foso mortuorio” donde va a parar todo lo nacido; dioses y humanos, ascensión y descenso, vida y muerte

Disfrute mucho de su lectura, que por su versatilidad se me facilita darle una “ojeada” a un articulo en especifico de vez en cuando, cosa que me complica mantenerla en buen estado, pero lo intento. De hecho, les confieso que por allí me encontré una cosa que tiene la función de guardar revistas, está muy “mono” para tenerlo en mi biblioteca, sigo cazando el momento de comprarlo para mis ejemplares. Para aquellos que gusten, el ejemplar se puede conseguir en revisterías y si no las hay seguro allí mismo pueden decirles cómo contactar a los editores para su venta, cosa que con la red no es nada complicado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s