Unidos contra Drácula

Algunas personas se han acercado conmigo para que les recomiende un libro, varias me confiesan sería el primer libro que leerían. Es algo que me llena de placer y también de agobio. Me encantaría tener el libro exacto, pero desde la primera vez supe que no sería así…

Cómo podría… hay tantos gustos, tantas letras y yo en ocasiones ni disfruto un buen libro. Está de más decir que mi puntería no ha sido muy buena. Eso sí, de que me esfuerzo en encontrar alguno, no cabe duda, soy muy obsesivo, creo que se me nota. Cuando un amigo se me acerco con libro en mano y me dijo, mira dale un vistazo, éste tema salió a degustar en una conversación de WhatsApp. Yo antes le había recomendó un libro y le dije que si no le gustaba me dijera, para mí sería una buena oportunidad de conocerlo, ahora él me decía lo mismo, que fuera honesto. Bueno, le digo a él y les comparto también, que me gustó mucho.

“Unidos contra Drácula“, es un trabajo realizado por el cantautor, escritor y conferencista argentino Luis Pescetti. Reúne, cuentos, canciones, poesía, prosas humorísticas y algunas de sus conjeturas de la vida. Parecería que es un libro dirigido al mercado infantil, yo diría, al niño que todos llevamos dentro. Con seguridad, caigo gordo, a algunos de mis amigos y familiares, cuando les digo que no dejamos de ser niños, más bien al niño le sumamos al adolescente, luego al joven, etc., etc., ¿va?, Como los juguetes que uno envuelve a otro, lo digo por mí mismo y porque en mi entorno veo señores que se comportan como niños y viceversa, dicho esto como alago o despectivamente.

Además de disfrutarlo, me refresco mucho mis días. Me sentí con una vitalidad diferente. Dicen que eso produce la lectura, quién sabe, a mí me gusto. Quizá sea porque me llevo a mi infancia, siempre hay mucho que decir de eso, a veces aunque no queramos.

Me tarde mucho en reseñar y parece que el Sr. Pescetti anda por tierras mexicanas, espero nos regale su presencia acá en el norte. Sería un placer.

Anuncios

La guía del Louvre

2013-03-27-164227Dicen que la música calma a las bestias, me cae que yo lo creo, no son pocas la ocasiones en que ando como troglodita y una buena canción, casi, casi me susurra al oído: ¡llevatela suave, mi buen! Y eso que puede ser un solo estridente de guitarra. Irónico ¿no?

Todo esto me vino a la mente luego de que termine de leer “La guía del Louvre”, editado por el mismo museo. Una obra donde de manera gráfica presenta una pequeña muestra del maravilloso arte que resguarda el no menos espléndido castillo. Ya de por sí el libro es sencillo, delicioso y misterioso con todas esas fotografías, se acentúa más con una secuencia en texto narrando las diferentes, digamos, divisiones que constituyen el acervo, que van desde el arte egipcio, griego y romano antiguo; la pintura, escultura y obras iconográficas a través del tiempo de Europa y Asia; hasta las tierras de América y Oceanía. Así como algún detalle de interés de algunos de los trabajos que nos ayudan a disfrutarlos.

img_20170130_092952389Fue como ir leyendo y observando una pequeña historia del arte, al menos de lo que el museo de Louvre, puede presumir. Fue una experiencia muy rica pues se entrelazan las corrientes artísticas, los cambios tecnológicos, los movimientos políticos, etc. Se convirtió en la historia del hombre.

Hoy que se viven tiempos de reestructuración mundial, creo sería interesante ver arte, conocerlo y palparlo. Quizá nos recuerde que el ser humano es muy complejo para encajarlo en una red social, un eslogan o una nación. Que arrastramos desde muchos siglos un intento por comprendernos en sociedad y que seguramente no encontraremos la clave el día de mañana, quizá porque no existe tal clave. El ser humano es movimiento continuo, al parecer.

Algo me dice que no necesitamos levantar la voz, sino hacernos escuchar; atender al otro no es ceder ante todo, el equilibrio no se sabe, se vive, digo, a prueba y error soltar rencores y miedos, un proceso muy similar a hacer arte, presentarlo y contemplarlo, qué curioso ¿no?

Grandes entrevistas de la historia

8723438595_4d39894200Me gusto cuando lo vi recargadito en su espacio de una feria del libro. Ya luego, siendo de mi propiedad no me gusto tanto, hice alguna mueca. Ahora que lo termine, se los comparto con mucho agrado y plenamente recomendado.

Se trata de la recopilación hecha por Christopher Silverter de entrevistas realizadas desde 1859 hasta 1992 a personajes notables de nuestra historia: “Grandes entrevistas de la historia”. Siendo honesto, a la mayoría no los conocía pero de igual manera debo recalcar que al adentrarme en la lectura mucho creció mi interés por ellos. Al comienzo, el autor del libro, nos habla ampliamente de ésta herramienta periodística que desde sus comienzos ha generado tanta controversia debido a que se consideraba una invasión a la vida de los entrevistados, a las declaraciones que se publican en las mismas o al momento en que se realizaba el contacto, por mencionar algunos factores. Pasan por estas páginas palabras de Karls Marx, Sigmud Freud, Mahatma Gandhi, Leo Tolstói, Ernest Hemingway, Rudyard Kipling, además de 51 personas más. En todas ellas, a manera de introducción se coloca una pequeña biografía tanto del entrevistado como del entrevistador, eso me pareció harto nutritivo para gozar la lectura, ahora si que para seguir en el chisme. En algunas no supe distinguir si lo que me atrapó fue el tema, el personaje o el encargado de hacer las preguntas.

IMG_20160824_180922463Ahora con el Internet tan a la mano, las lecturas se vuelven muy dinámicas, o al menos, a mi me lo parece, cuando más me intrigaba era cuestión de teclear algunos nombres para ampliarme más el panorama, y eso es muy delicioso. Sin embargo, cuando abrí el libro y me percate que eran más de 500 páginas a una letra tamaño hormiga, me chupe los dientes, tuve la impresión que el ejemplar del que yo me enamore era una versión un poco más grande en tamaño. En fin, al final resultó ser “pecata minuta” como dicen lo que le ponemos mucha crema a los tacos.

No quiero dejar de mencionar que para aquellos que el tema de las dos guerras mundiales les apetece, aquí se muestran entrevistas muy interesantes que le podrían dar mayor color a los acontecimientos.

Es un libro actual que se puede encontrar en cualquier librería, ya saben que si por allí lo han leído o lo van a leer, con mucho gusto estoy a su disposición para intercambiar puntos de vista, o hasta a jugar al entrevistador y entrevistado…

Antología de la revista ¿Cómo ves?

27244712163_431c336157Me parece, tendrían un poco de dificultad para conseguir éste ejemplar. Se trata de un compendio de artículos de divulgación científica. Valdría, sin duda, la pena hacer un poco de esfuerzo para encontrarlo, no solo por el contenido, sino porque es una capsula del tiempo, puesto que fue editada en aquel icónico año 2000.

Pertenece al acervo de la Biblioteca para la Actualización del Maestro, la cual no conocía de su existencia, menos que estaba a cargo de la Secretaria de Educación Publica, por supuesto que me da curiosidad y espero tener la oportunidad de encontrar algo más que algunas noticias al respecto, con la seguridad de que lo que encuentre, lo mencionare aquí, ya sean libros, revistas, paginas web, etc.

Resulta que de donde proceden los artículos es una revista mensual de la Universidad Nacional Autónoma de México, a la que no tengo el orgullo de pertenecer, que admiro mucho y solo la conozco de pasada y en domingo. Se encuentra con mucha facilidad en librerías o museos, seguro en centros culturales también. Tiene una peculiaridad muy interesante, los escritores cuidan de manera escrita, no solo transmitir datos comprobables, exactos y de actualidad, sino también, divertidos. Eso se nota desde la primera pagina.

IMG_20160713_123346082Me parece que la ciencia es sumamente divertida, solo la curiosidad de conocer algo en si ya es placentero, sin embargo, en algún punto del imaginario colectivo se le ha catalogado como algo rígido, lejano y monocromático (ja, ja, ja esta bien, de un solo color), no se diga a la gente que gira en torno, pero nada más lejos de la realidad, basta con ver un poco la vida de los científicos para darnos cuenta del drama, las implicaciones sociales y sorpresas que puede darnos la vida.

Con anterioridad he hablado de las bondades que tienen las revistas como material de lectura, el costo es otra de la ventajas y ahora que se pueden comprar y disfrutar en cualquier dispositivo móvil, bien valdría tener en cuenta este título por varios motivos: esta escrita en México lo que hace que trate temas que nos serian mas cómodos, cercanos y fáciles de digerir; otro, los textos están en español, por lo que los chistes no pierden su gracia al tener que traducirlos, ademas, estaríamos manejado cuestiones verificables, mundiales y sin sesgos tendenciosos, cosa que nos permitiría nutrir algo delicioso, el criterio propio.

No 101. Las piramides de México

27786506882_0a436c7b55El ser humano se ha adaptado a cambios casi increíbles, tanto como las historias en referencia a la resistencia al cambio. Nos movemos con mucha facilidad y nos aferramos de igual manera. Anterior a las redes sociales, un formato de mucho manejo en la lectura eran los periódicos y las revistas, hoy les hablare de una.

En el blog, mi objetivo es compartir lo que he leído, contactar con lectores y disfrutar el placer de escribir. Los libros son un material que me ayuda para ésto puesto que se pueden conseguir en librerías, tiendas o hasta en la misma red; he tenido la grandiosa bendición de ser receptor de algunos trabajos que me han prestado o regalado amigos que han dado con la gran aventura de escribir, no todos son esfuerzos de publicación, más bien solo por el gusto de escribir, aquí no los reseño aun porque me detiene la idea de que no podría ofrecerlos como una invitación al público y que algunos otros, sus autores me han pedido discreción.

Las revistas también tienen ciertas ventajas. Además de que son relativamente económicas (debo mencionar que algunas más bien parecen libros caros, enormes y sobre-nutritivos jajaja), de fácil acceso, puesto que las hay en muchas tiendas, por suscripción y en la Internet; sin dejar de mencionar quizá lo mejor, es un compendio de temas, autores y puntos de vista con un eje central pero no en todo homólogos, eso me parece delicioso. Algunas, hasta colocan al final de cada artículo un mini curriculum del autor y textos de sugerencia para conocer más acerca del asunto tratado, una verdadera maravilla, tal es el caso de la revista mensual: “Arqueología Mexicana”. Que en su número 101 (ene-feb 2010) titularon: “Las pirámides de México”.

IMG_20160629_121248220La portada es bellísima con simulación de trazos a lápiz del cuadrante de un asentamiento pre-cortesiano, eso para empezar. El contenido es variado y narrado de tal forma que no se necesitan conocimientos previos, lo cual es fenomenal para cualquier tipo de público, y para los especialistas, nunca está de más ver las noticias del tema. Describen lo que se sabe en cuanto a la forma de construcción, algo que sirve para aclarar que el término pirámide quizá no es el correcto, más bien el de basamentos, o sea, “placas” que se fueron superponiendo una encima de otra de tal modo que toma su aspecto de construcciones escalonadas. Se conoce, en su mayoría eran grandes templos que daban vida a sus rituales, creencias y estilos de vida, por ejemplo, al dar la similitud de grandes cerros que por un lado nace, asciende y del otro muere el sol, elemento vital para comprender la cultura; así también, representan el “útero de la tierra” de donde nacen todas cosas, que en su contra parte, de igual forma simboliza el “foso mortuorio” donde va a parar todo lo nacido; dioses y humanos, ascensión y descenso, vida y muerte

Disfrute mucho de su lectura, que por su versatilidad se me facilita darle una “ojeada” a un articulo en especifico de vez en cuando, cosa que me complica mantenerla en buen estado, pero lo intento. De hecho, les confieso que por allí me encontré una cosa que tiene la función de guardar revistas, está muy “mono” para tenerlo en mi biblioteca, sigo cazando el momento de comprarlo para mis ejemplares. Para aquellos que gusten, el ejemplar se puede conseguir en revisterías y si no las hay seguro allí mismo pueden decirles cómo contactar a los editores para su venta, cosa que con la red no es nada complicado.

Mohamed Alí

IMG_20160627_224506857[1]Algunos deportistas se convierten, con una facilidad dócil, en la imagen del prototipo humano, a veces en iconos de una generación y otras en banderas familiares. El último hombre que me había conmovió con su partida, fue aquel delantero de los Rayados, Antonio de Nigris, su muerte temprana, inesperada y lejana, me impresiono; ahora, como a muchos ciudadanos del mundo, la partida de Alí, nos ha llegado hondo, profundo, allá donde viven los sentimientos.

Quizá en la única de tantas ferias del libro que me acompaño mi esposa, esa donde llevaba la cartera abierta, tuvimos a bien, adquirir algunos ejemplares que en otras ocaciones me abstenía; con la excusa de que teniendo a la Nena en casa, seria difícil, comprar esos libros por cubrir los gastos naturales de la nueva princesa en la casa, me apoyo. Aprovechamos la situacion y nos surtimos. Yo, entre otros tantos, me adueñe con mucho cariño de un “fotolibro” llamado, “Mohamed Alí” de Gavin Newsham.

Con textos en tercera, segunda y primera persona, éste trabajo desarrolla la vida de aquel boxeador que creció con el nombre Cassius Clay, acompañado de fotos profesionales y familiares, facsimilares de boletos de entrada para algunas de sus funciones boxisticas, y claro esta, de aquellos “posters” que promocionaban los grandes combates contra Sony Liston, George Foreman y Joe Frazer. Es una total delicia, contando anécdotas algunas ya muy famosas, otras que me eran desconocidas y otras más ya con un tinte de esa experiencia que dan los años.

IMG_20160627_224325569[1]Lo termine de leer la misma noche que lo compramos, me la pase en vela. Casi despertaba a mi esposa para que empezara a leerlo, por fortuna para todos, me contuve. Me parece que su carisma se percibe en las paginas, ¿porqué? no lo sé, sin embargo, debo ser más franco, con anterioridad me había “chutado” algunas de sus viejas contiendas en Internet, reportajes y documentales, al menos los más sencillos de conseguir. El drama de un deportista en el punto estelar de su carrera y sus habilidades enfrentado contra el monstruo del aparato estatal de los Estados Unidos, por no querer enlistarse al ejercito, para enfrentar una nación pobre, emproblemada y muy lejana, que ademas, jamas lo había discriminado, cosa que si hicieron, hacían y por su puesto siguieron haciendo en su país, aun y que los había representado en unos juegos olímpicos y conseguido el oro; bien cabe la expresión: ¡Tómala!

El coraje de sus convicciones y detalles de esos momentos son narrados, así como las posteriores mega funciones en las que lucia como favorito, como carne de cañón o como una gran incógnita, sin lugar a dudas, argumentos para llamarlo el mejor boxeador de todos los tiempos.

Me dolió su muerte, una noche anterior leí que estaba en el hospital, pero que saldría pronto, no fue así, no con vida o quién sabe. Lo digo porque saber de él es conocer del ser humano, sus sombras y luces; ya sin reflectores y pasión es claro que era otro de los tantos millones de seres humanos que hemos pisado la tierra, pero de cierta forma al hablar de él, verlo en videos tirando golpes, leyendo sus historias o escuchando sus entrevistas parece tan vivo y eso sigue aquí. Para mi, las letras de alguna forma dan vida… ¡Hasta pronto, campeón!

 

Benjamín Franklin. Autobiografia de un hombre feliz

26912708313_8b9e788530Mi primo se lo presto a mi papá, él me lo recomendó a mi y yo vengo a contarles un poco de él, ¡y, claro! que se los recomiendo. Es una mezcla entre memorias, testimonio y biografía, resulta ser muy inspirador, sin ser ese su cometido, o al menos a mi me lo pareció, una opinión personal.

No es difícil imaginar esos tiempos de mediados del siglo XVIII carruajes tirados por caballos transportando personas, Europa en plena reconstrucción y Estados Unidos formándose como nación. Nuestro vecino del norte, bien se ha ganado muchos sobrenombres, la mayoría muy ofensivos, lo curioso e irónico es que también muchos desean ser parte de esa sociedad. La coherencia y el ser humano han llevado, al paso de los siglos, una relación muy extraña, que no sé si es de odio o amor, sin embargo, claro que hay relación, al menos idílica y cuando más de hazañas enormes emotivas. Para muestra, la persona de Benjamín Franklin.

Es de él ésta autobiografía, muy amena, sencilla y casi rayando en libro de superación personal. Escrito para su hijo a quien quería dejarle evidencia de su historia. Con testimonios personales que si bien no son cosa fuera de los común en los estantes de librerías, si son interesantes para conocer a un hombre tan influyente; pasando de ser un joven aprendiz de impresor a tener a cargo su propia voz literaria, columna e imprenta.

IMG_20160622_080146294Anécdotas circunstanciales, inundan el texto titulado “Benjamín Franklin, Autobiografia de un hombre feliz”; decía que era más probable que alguien que te presto algo te lo vuelva a prestar, a que si tu le prestas algo, en referencia a un suceso en la cámara de representantes y un colega opositor. La forma en que desarrollaba su horario de trabajo son obras de disciplina y mejora continua, muy de moda hoy en redes sociales. También, de cómo fue moldeando su forma de expresarse en público a la hora de un debate, y es interesante puesto que en su juventud la crítica era su arma letal; en lo personal me pareció un forma evolutiva más que seductora para formar consensos. Prácticamente, hacía de su vida una forma de equilibrio entre coherencia y libertad.

Agradezco a mi primo Victor, por la oportunidad de compartir ésta lectura. Es muy agradable leer y más si se comparte con alguien los pasajes; casi salen chispas, a veces en oposición, en otras de conjunción y otras, quizá las más notables, de puntos de vista diferentes, alternas e insospechadas. Ja, ja, ja, Aquí tengo tu libro, en buen estado, sabes, como tiene pasajes subrayados y con notas en los bordes, me animo a intentar hacer lo mismo en otras de mis lecturas, creo que es tiempo de ir “desacralizando” la lectura, de quitar a los autores de los monumentos o la literatura de la cultura, para hacerla tan natural como la comida, total, hacerla viva…